Let It Be es el duodécimo (décimo-tercero contando el lanzamiento americano del álbum Magical Mystery Tour) y

 

último álbum de estudio lanzado por la banda de rock británica The Beatles, a pesar de que fue grabado antes

 

que Abbey Road. Editado en el Reino Unido, el disco salió al mercado el 8 de mayo de 1970.

 

Se trata de un álbum controvertido desde su concepción: una vez que dejaron de tocar en vivo en 1966 por la

 

imposibilidad de plasmar su música en el escenario los Beatles se propusieron grabar un álbum para tocar un último

 

concierto en vivo, tal vez en un barco o en un lugar público. Por tanto las sesiones de grabación del disco (que por

 

aquel entonces se llamaba Get Back, aludiendo al regresar a las raíces rockeras del grupo) comenzaron a ser filmadas

 

en 1969, por el cineasta Michael Lindsay-Hogg. Los ensayos fueron tensos, con constantes discusiones entre los

 

miembros del grupo que desde sus discos anteriores denotaban una convivencia cada vez peor y más hostil entre

 

ellos.