Este álbum fue editado en 1999. Sus canciones fueron compuestas y grabadas en 1998/99 en las ciudades de Nueva

 

YorkMiamiMadrid y Buenos Aires, en sendos viajes que el artista realizó durante la gira de su anterior álbum Alta

 

Suciedad. Los músicos permanentes del disco fueron los que acompañaban a Calamaro desde varios años atrás,

 

empezando por su eterno compañero y amigo el guitarrista Augusto «Gringui» Herrera, el también guitarrista

 

Guillermo Martín, el bajista Candy Caramelo, el baterista José «El Niño» Bruno y el experimentado tecladista Ciro

 

Fogliatta (Los Gatos). Junto a ellos se sumó la participación de muchos músicos y personajes que ayudaron a la

 

producción del disco que según la discográfica DRO, es el que más ha costado en toda su historia: alrededor de 250

 

mil dólares.

 

El disco incluye temas en géneros de Tango, folklore, rock, reggae, bossa nova, algo de experimentación y la canción

 

visceral. Exceptuando Naranjo en flor (Virgilio y Homero Expósito) y algunos tracks en colaboración, todo el disco

 

está compuesto por Andrés.